Tu negocio a salvo de roedores

Una infestación de roedores puede poner en jaque a tu negocio: daños materiales, contaminación de productos, impacto negativo sobre la imagen de tu negocio, incumplimiento de auditorías...

Estas son solo algunas de las consecuencias negativas que puede sufrir tu empresa bajo la amenaza de una plaga de roedores. Por ello, la mejor defensa contra las plagas es tomar siempre la iniciativa y minimizar los riesgos todo lo posible.

En esta guía puedes encontrar una recopilación de medidas preventivas que puedes aplicar en áreas de tu negocio para reducir los riesgos de infestación de roedores.

Sea cual sea la naturaleza de tu negocio, en Rentokil siempre estamos a tu disposición para asesorarte y proteger tu empresa de las plagas.